Friday, September 02, 2005

3...2...1

Así es, aquí estamos.

Si bien éste es el primer post de esta aventura-experimento a dos mentes y cuatro manos, la cosa no empieza aquí. Empieza en... demonios, qué dificil es escribir esto. He escrito y borrado esto al menos 5 veces, pero en este momento se detiene la edición, he dicho. El punto de este blog es ser honesto y mostrar el proceso al mundo, así que eso debo hacer. ¿El proceso de qué, se preguntaran mis probablemente escasos lectores? El proceso de creación, construcción, y mutación de un blog en un medio de resistencia cultural. ¡Ah, esperen! No me crean mucho, que aún no sé si lo anterior realmente sucede o no. En realidad estamos aquí para descubrirlo, ustedes y nosotros.

La verdad es que no estamos seguros de lo que va a suceder, pero estamos ansiosos por descubrirlo. Más tarde podré aclarar el asunto, por lo pronto es todo lo que puedo escribir.

Usé muchas veces la palabra estamos. ¡Aich! Escribir sabiendo que alguien como Pedro Miguel está por acá pone nervioso a cualquiera. Qué difícil es no regresar a corregir lo escrito, de verdad. ¿Estaré traicionando el espíritu blogger? ¿Soy una malviajada y debo relajarme?

En fin... el caso es que, en efecto, aquí estamos.

Pedro, mañana elaboro más sobre la descripción del proyecto, subo los links y hago nuestro perfil. Hoy la tiranía del "dial-up" y mi fabuloso proveedor de internet, Prodigy, no me dejan hacer más.

3 Comments:

Blogger blografía del blog said...

Niveles de un streep-tease

Te, les, parecerá lógico que quien tiene más derecho a ponerse nervioso por la presencia de Pedro Miguel en este blog es el propio Pedro Miguel, no sólo porque sea primerizo (bueno, está bien, lo escribo: virgen) en estas lides sino porque nunca son más fuertes las mariposas en el estómago que cuando uno está a punto de encontrarse consigo mismo.

Ahora paso a complementar, distorsionar y adulterar los propósitos escritos-dichos arriba por Diana.

Hay muchos grados posibles, en un blog, para ejercer el exhibicionismo; es una cuestión de "capas". La menos arriesgada consiste en incubar un rollo en la intimidad del Word, incluso desconectar de la computadora el cable telefónico o de red para reforzar el sentido de privacidad, y construir a la criatura y aliñarla con ternura y cuidado, dejarla reposar, calcular una y otra vez sus consecuencias para luego incrustarla en la pizarra pública. La alternativa radical es emplear la cajita de diálogo del Blogger, vomitar allí lo que corresponda, aguantar la respiración, cerrar los ojos y oprimir -en lo virtual- el botón de "Acceder y enviar", y a la chingada. Ahora opto por lo segundo.

Se me vienen a la mente, con esto, los diferentes grados posibles del arte (o del desastre) del streep-tease, desde la preservación (streep-tease del nivel de los años cincuenta del siglo pasado) de la ropa interior de quien protagoniza, hasta las actitudes corporales tan abiertas que auspician exploraciones ginecológicas. Una vez se me ocurrió que el grado máximo de un acto de exhibición --ya me aburrí de usar la expresión streep-tease; ¿alguien me haría la caridad de proponer un sinónimo o parónimo?-- sería subir al escenario o a la "table" con un juego completo de radiografías. Y, por cierto, después de enseñar los huesos, ¿qué sigue?

Tú, ustedes, yo, nosotros, tendremos que ir definiendo, para empezar, el nivel de esto. En lo personal, empiezo por apostar fuerte: confieso que, cuando Diana me pidió un artículo sobre los blogs oculté mi total ignorancia del tema, urdí una manera de descubrirlo-inventarlo-construirlo y es esa curio(perver)sidad la que me tiene aquí, escribiendo en la cajita de diálogo, una mañana dominguera, después del primer café y antes del primer baño, habitando aún mi camiseta de dormir agujereada, y creo que ya fue mucho para ser éste mi primer clavado en las aguas blogueras.

10:54 AM  
Blogger Mickey said...

Si el encueramiento (he ahí mi primer propuesta de sinónimo al streep-tease) es entre dos y ante todos lo supongo aún mas difícil, pero solo al principio. Después hasta les (nos) va a gustar, tanto a quienes se (nos) encuera(n)(mos) como a quienes asist(en) (imos)como espectadores.
Estaré pendiente porque poco o casi nada sé sobre blogs y pese a ello ya tengo el mío. Así es de generoso el espacio bloguero, tan generoso como el streep-tease o nudismo, pues no se necesita saber gran cosa, tan solo asumir lo poco o mucho que uno es y mostrarlo, compartirlo.

2:25 PM  
Blogger JR said...

Y qué tiene que ver a fin de cuentas el blog tan mentado con el encueramiento?
Tal vez por que ni nos vemos pero nos encueramos del alma (o mas bien del pensamiento). Y aveces esto produce mas emociones y hasta orgasmos mentales. ¿O no?

10:08 PM  

Post a Comment

<< Home